Inicio  Contáctanos  Regístrate  Actividades  Buena Onda   Notas  Maestros  Libros  Foros  Ser Solidario  Links

La Atlántida 

Parte 2

 

ARCHIVOS AKÁSHICOS

 

Al profundizar sobre la Atlántida, los enigmas aumentan. Insólitamente el mayor flujo de información que posee el investigador, proviene de los archivos akáshicos o registros astrales. Para aquel que se sumerja en esta línea de pensamiento, pesa el riesgo de ser tachado de loco o divagante.

Sin temor a ofender sensibilidades racionalistas vamos a abordar el otro lado de la historia Atlante a través de las videncias. Quizás allí, estén algunas de las respuestas.

Comencemos por el principio.

¿Qué son los Archivos Akáshicos?

"… El Registro Akáshico es una forma de vibración, no necesariamente vibraciones lumínica, porque también comprende el sonido. En la Tierra no hay término que la describa. Lo más cercano es asemejarla a una onda radial…" // "…El Registro Akáshico representa las indestructibles vibraciones el mundo. Todo cuanto a sucedido en la Tierra existe aún en forma de vibración …

(Lobsang Rampa)

El mítico Tibetano -autor de El Tercer Ojo-, detalla la manera de acceder a estos registros. Postula que el ser humano puede llegar a estos archivos a través de la práctica diaria, disciplinando el cuerpo y la mente. Alcanzado estos dominios sobre la materia se producen los discutidos viajes astrales, que muchas personas dicen experimentar. Estos registros pueden ser comparados como una inmensa base de datos que contienen el saber acerca de nuestras vidas y de los sucesos acaecidos en el Planeta. Aunque suene poco ortodoxo lo dicho, los conocimientos acerca de las capacidades del hombre aún están en pañales. El Ser Humano no ha logrado la conquista de sí mismo. Los males físicos no se reconcilian con los males psíquicos. La Medicina y la Psicología continúan por separados. Mientras esto ocurra, las posibilidades de explorar el mundo interno del hombre están lejanas.

Dentro de esta línea de pensamiento que intentamos trazar se encuentra Helena Petrovna Blavastky, mujer de facultades excepcionales, cuyas obras resultan indispensables para quién se inicie en el conocimiento de lo oculto.

H.P.B, nace el 31 de Julio de 1831. Descendiente de una noble familia rusa, desde pequeña manifestó poderes extraordinarios, como la clarividencia, telepatía, mediunidad, prodigios, que causaban el asombro de familiares y amigos. A los 17 años comete la locura de casarse por capricho con un coronel anciano, amigo de su padre. Luego de tres meses de matrimonio, H.P.B se fuga del lecho conyugal y se traslada a Egipto. En el Cairo conoce a un mago copto que le revela la existencia de un libro condenado llamado Estancias de Dzyan. De este manuscrito se sabe que está escrito en una lengua desconocida llamada Senzar, (lenguaje de los dioses divinos), y que el maestro le enseñó a consultar por medio de la clarividencia. La obra Estancias de Dzyan revela secretos de otros planetas y referentes a una historia de cientos de millones de años de antigüedad.

Después de esta revelación H.P.B viaja a través del mundo. De regreso a Londres, se produce el encuentro con el trascendente MAHATMA KUT HUMI LAI SING, mentor de H.P.B. Este maestro generó gran controversia, llegándose a dudar de su real existencia. Se dice que a través de H.P.B., M.K, sentó las bases del movimiento teosófico.

"… La teosofía no es una religión, es la ciencia de lo divino; una metafísica y una moral, fundadas en los principios más sagrados de la Humanidad.."// "…La Teosofía es heredera de los filaletos de Alejandría amantes de la verdad …" // "…Por eso la Sociedad Teosófica adoptó como divisa: No hay religión superior a la verdad …" // Los filatelos de la Escuela de Alejandría se proponían intentar la conciliación de todas las religiones, sectas y naciones de un sistema moral común, basado en las verdades eternas. Si todos los cultos derivan de una teosofía anterior, la llave que los abra ha de ser la misma …"

Más tarde H.P.B. se internará durante tres años en uno de los monasterios del Tíbet, para recibir la iniciación y formación final. Alcanzada el pleno de madurez de sus facultades intelectuales escribirá dos obras primordiales. Isis sin Velo (1877) y la La Doctrina Secreta (1888) -basada gran parte en las misteriosas Estancias de Dzyan-. Sus últimos años serán muy difíciles ante los ataques despiadados, sufridos por parte de la Sociedad de Estudios Psíquicos de Londres, que publica un informe que la tacha como vulgar prestidigitadora. Sumida en la tristeza muere en París, en 1891.

Estancias de Dzyan el libro de videncia astral de H.P.B. (del cual la autora dejó una copia del manuscrito en inglés) resulta un material esencial para el tema atlante. El mensaje que sus páginas trasmiten se relaciona íntimamente con la filosofía y pensamiento Hindú. La conexión por lo tanto es innegable.

Este documento revela la historia de la Humanidad desde sus primeros días, aún antes de que el hombre anduviera por la Tierra. Nuevamente confirma lo que en gran parte ya intuímos, que los Creadores o Dioses vinieron del Espacio, la evolución fue dirigida. A través de su lectura pasamos vista a varios intentos de creación y sus fracasos, hasta arribar a la actual.

"… De los mundos materiales descienden a los que dan forma al hombre físico en los nuevos Manvantaras. Son ellos Lha (espíritus) inferiores, que poseen un doble cuerpo (una forma astral dentro de una etérea). Son los constructores y creadores de nuestro cuerpo de ilusión …"

Complejo, difícil, metafísico y simbólico, Estancias de Dzyan contradice todas las enseñanzas recibidas, estableciendo,

·         La evolución simultánea de siete Grupos Humanos en siete distintas partes de nuestro globo.

·         El nacimiento del cuerpo astral ante del físico, siendo el primero un modelo del último

·         Y que el hombre en esta Ronda, precedió a todos los mamíferos-incluso los antropoides-en el reino animal. (clara alusión a Darwin, y su controvertida teoría).

En lo tocante a la Atlántida, Estancias de Dzyan alude a ella como el Continente que cobijó en su seno a la Cuarta Raza, lugar, donde el hombre conquistó progresos inigualables en el campo intelectual y tecnológico -a la postrer causante de su ruina-.

Sitúa a esta raza principando su evolución a finales de la era Secundaria y alcanzando su total esplendor en la época Terciaria. Atlántida habría dominado Europa, Africa y gran parte de Asia.

¿Humanos en los finales de la Etapa Secundaria?, sí, y anterior a la Atlántida, Estancias de Dzyan menciona a otro continente también tenido como mito: Lemuria. Pero ese es otro asunto.

Entre otros detalles, aclara ciertos misterios, que siempre han desvelado a los investigadores atlantes. O si se prefiere, amplia las dudas. Veamos estos puntos …

1. ¿Son los Atlantes hijos de las estrellas?.

Los Grandes Chohans (Señores) llamaron a los señores de la Luna, de los cuerpos aéreos: producid hombres (les dijieron), hombres de vuestra naturaleza. Dadles las formas internas (Almas). Ella (la Tierra) construirá vestiduras externas (cuerpos). Macho y hembras serán. Señores de la llama también …

Estos señores de la Luna son conocidos en la India con el nombre de Pitris o Antecesores Lunares.

2. Físicamente los atlantes son del tipo gigante, y presentados como poseedores de poderes sobrehumanos, según acota Blavatsky en la Doctrina Secreta.

" … que siendo de otra raza (producida sexualmente, pero de padres divinos) nacieron con una vista que penetraba todas las cosas ocultas, y que era independiente, tanto de la distancia como de los obstáculos materiales. En resumen, fueron la Cuarta Raza de hombres mencionada en el Popol Vuh, cuya vista era ilimitada y que conocían todas las cosas a la vez … "

Esta vista ilimitada está íntimamente relacionada con el Tercer Ojo, que según especialistas en la actualidad correspondería a la Glándula Pinal,

" … En aquellos prinitivos tiempos de los machos-hembras (hermafroditas), había criaturas humanas con cuatro brazos; con una cabeza, pero con tres ojos. Podían ver por delante y por detrás. Un Kalpa más tarde (después de la separación de los sexos) habiendo caído los hombres en la materia, su visión espiritual se nubló; y, a la par, el Tercer Ojo principió a perder su poder … Cuando la Cuarta (Raza) llegó a la mitad de su carrera, la Visión interna tuvo que ser despertada y adquirida por estimulantes artificiales, cuyo procedimiento conocían los antiguos Sabios … Del mismo modo el Tercer Ojo, petrificándose gradualmente pronto desapareció …"

3. Otro detalle refiere a la famosa lucha entre el Bien y el Mal, o como se presenta aquí, el Sendero de la Derecha, contra el Sendero de la Izquierda. La animalidad (Hechicería o Magia Negra) en combate contra la evolución espiritual del hombre (Magia Blanca). Toda la diversidad religiosa que ahora conocemos habría principado en este Continente.

" … Entonces la Tercera y Cuarta crecieron en orgullo. " Somos los reyes; somos los Dioses…"// " … Construyeron ellos templos para el cuerpo humano. Rendían culto a varón y hembra. Entonces el Tercer Ojo cesó de funcionar …"

Blavatsky comenta que …

"… Los primeros Atlantes, nacidos en el Continente Lemur, se separaron desde sus primeras tribus en buenos y en malos; en los que adoraban al Espíritu invisible de la Naturaleza, cuyo rayo siente el hombre en sí mismo, o en Panteístas, y en los que rendían culto fanático a los Espíritus de la Tierra, los Poderes Antropomórficos, cósmicos y tenebrosos, con quienes se aliaron …// "… Tal fue el origen secreto y misteriosos de todas las subsiguientes y modernas religiones …"

4. Otro hallazgo revelado en las Estancias de Dzyan es el aspecto tecnológico. Los progresos alcanzados habrían sido altos, aunque el empleo de tales logros no fuera siempre pacífico …

" … Y el Gran Rey de la Faz resplandeciente, el jefe de todos los de faz amarilla se entristeció al ver los pecados de los de faz negra. Envió él sus vehículos aéreos (Vimanas) a todos los jefes hermanos (jefes de otras naciones y tribus) diciendo: Preparaos. Alzaos vosotros, hombres de la Buena Ley y cruzad la tierra mientras esté (aún) seca. Los señores de la Tempestad se aproximan. Sus carros se aproximan a la Tierra. Solamente una noche y dos días más vivirán los Señores de la Oscura Faz (los Hechiceros) en esta tierra paciente. Está ella condenada y tiene que hundirse con ella. Los señores inferiores de los Fuegos (los Gnomos y los Elementales del Fuego) están preparando sus Agnyastras mágicas (armas de fuego construídas por medio de la Magia). Pero los Señores de mirada Tenebrosa (Mal Ojo) son más fuerte que ellos (los Elementales), y estos son los esclavos de los poderosos. Están ellos versados en el Astra Vidya (el conocimiento mágico más elevado). Venid y usad los vuestros (esto es, vuestros poderes mágicos, para contrarrestrar los de los Hechiceros). Que los Señores de la Faz Resplandeciente (los Adeptos de la Magia Blanca) hagan que los Vimanas de los Señores de la Oscura Faz pasen a sus manos (o posesión), a fin de que ninguno (de los Hechiceros) pueda escapar por sus medios de las aguas, evitar la Vara de Los Cuatro (Deidades Kármicas) y salvar a sus perversos (ecuaces o pueblos) …"

Y para despejar dudas Blavatsky escribe,

"… De la Cuarta Raza es de donde los arios primitivos adquirieron su conocimiento del conjunto de cosas maravillosas (de) el Sabha y Mayasabha (asamblea de aquellos versados por Maya el arquitecto). De ellos aprendieron la Aeronáutica, la Vimana Vidya, el conocimiento de volar en vehículos aéreos, y por tanto sus grandes conocimientos de metereografía y meteorología. De ellos también heredaron los arios su más valiosa ciencia de las virtudes ocultas de sus piedras preciosas, y otra de la Alquimia, la Minerología, Geología, Física y Astronomía…"

Como no podía faltar, el Diluvio o Cataclismo que hundió para siempre la Atlántida, ocupa un lugar de privilegio en las Estancias. Pero la sumersión del Cuarto Continente no sólo se debió a causas planetarias, sino que, vino acompañada de un declinamiento espiritual.

"… Llovieron estrellas (meteoros) sobre las Tierras de las Faces Negras; pero ellos dormían los animales parlantes (los vigilantes mágicos) se estuvieron quedos. Los Señores inferiores esperaban órdenes, pero estan no llegaron, porque sus amos dormían. Las aguas se elevaron, y cubrieron los valles desde un extremo a otro de la Tierra. Las Tierras altas quedaron, el fondo de la Tierra (la tierra de las Antípodas) permaneció seco. Allí moraban los que escaparon; los hombres de las Faces Amarillas y de mirada recta (la gente sincera y franca). Cuando los señores de la Fax Oscura se despertaron y pensaron en sus Vimanas (vehículos aéreos) a fin de huir de las aguas, no las encontraron. Del mismo modo que una serpiente dragón desenvuelve lentamente sus anillos, así los Hijos de los Hombres conducidos por los Hijos de la Sabiduría, desdoblaban sus pliegues, y esparciéndose se extendieron como una corriente veloz de dulces agua… muchos de entre ellos de corazón débil perecieron en el camino. Pero la mayor parte se salvaron…"

Blavatsky menciona que,

" … La sumersión de la gran Atlántida es la más interesante. Ese es el cataclismo del cual los anales antiguos, tales como el Libro de Enoch, dicen: "los extremos de la Tierra se aflojaron", y sobre la cual se han construido las Leyendas y alegorías de Vaivasvata, Xisusthros, Noé, Deucalión // El Cataclismo que destruyó al Cuarto Continente, fue ocasionado por disturbios sucesivos de la rotación del eje. Principió durante los primeros períodos Terciarios, y continuando durante largas edades, se llevó los últimos vestigios de la Atlántida, con la excepción, quizás, de Ceilán y una pequeña parte de loa que ahora es Africa. Cambió él la faz del globo, sin que haya quedado memoria alguna de sus florecientes continentes e islas, de su civilización y ciencias, en los anales de la historia, excepto en los anales Sagrados del Oriente…"

Hasta aquí las Estancias de Dzyan

Unas cuantas reflexiones sobre lo visto.

Piense el lector, que la autora de la Doctrina Secreta escribió esta obra a fines del Siglo XIX. En el momento de su publicación estos escritos armaron un gran revuelo, sobre todo en Europa, iniciando una polémica que aún perdura. En la actualidad no existen análisis más detallado sobre el manuscrito, teniéndose a éste como un producto hindú de viejas tradiciones y leyendas. Pero, irónicamente, la India considera a los señores de Dzyan como aquellos que vinieron de las Estrellas.

Contradiciones aparte, las Estancias de Dzyan han dejado una interesante visión de la Atlántida, nombrada aquí, como el Cuarto Continente. (Annie Bessant, sucesora de H.P.B., da una pista sobre cual habría sido el nombre de Atlántida en aquellos remotos días, que se habría llamado KUSHA). Esta visión, no solo abarca su desarrollo espiritual, sino que incluye sus increíbles adelantos técnicos, un punto en que muchos atlantólogos estarán rotundamente de acuerdo. Los críticos más severos reprocharán y tendrán como inaceptable, la idea de un hombre viviendo en el Período Terciario, y que encima vuela en sus Vimanas por los cielos. Nuevamente el eterno enigma de cual fue primero ¿el huevo o la gallina?. La gallina dirán, pero, ¿cómo saberlo?.

No, no lo sabemos, pero, lo intuímos. Y Blavatsky muy bien lo intuía:

"… Mientras más avanzan la arqueología y filología, más humillante son para nuestro orgullo los descubrimientos que se hacen diariamente; más glorioso es el testimonio que presentan a favor de aquellos que, quizá a causa de la distancia de su remota antigüedad, han sido hasta ahora considerados como ignorantes que se debatían en el lodo más profundo de la superstición..."

NuevoSer.Com - Buenos Aires - Argentina